Bandera Francia Paris, Francia - Embajada de Francia
     
Se encuentra aqui: Inicio > Ciudades > París > Cultura > Arquitectura y urbanismo

Arquitectura y urbanismo en Paris, Francia

Según palabras escritas por André Breton, en París "no hay pasos perdidos", lo cual basta solo con mirar hacia arriba para comprobarlo y darse cuenta que cada siglo ha dejado su huella, tan evidente en la arquitectura gótica de la época medieval como en las innumerables plazas reales.

Arquitectura y urbanismo

Según palabras escritas por André Breton, en París  "no hay pasos perdidos", lo cual basta solo con mirar hacia arriba para comprobarlo y darse cuenta que cada siglo ha dejado su huella, tan evidente en la arquitectura gótica de la época medieval como en las innumerables plazas reales.

París siempre supo adaptarse a la voluntad de los monarcas; y apesar de todo, no es una ciudad altiva, aplastante por su prestigio y sin relación con la vida diaria actual; por el contrario, es una capital a escala humana, dotada de una asombrosa unidad, a la que sin duda contribuyó decisivamente el urbanismo de Haussmann, por tal motivo, para visitar y observar París, lo mejor es andar y andar durante horas.

El patrimonio arquitectónico parisino puede ser que solo tenga semejanza con el de Roma, lo cual contribuye a que desde 1991 las Riberas del Sena en Prís hayan sido consideradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

En la región de París fuen en donde se originó la arquitectura gótica, y la primera arquitectura que se erigió en este estilo fue la basílica real de Saint-Denis, desde donde se difundió primero a todo el reino de Francia y luego al resto de Europa.

El moderno París que se ve actualmente es producto de un vasto plan de remodelación urbana que surgió a mediados del siglo XIX, ya que durante siglos, el corazón de la ciudad había sido un laberinto de estrechas calles y casas medievales, pero a partir de 1852, el Barón Haussmann realizó un gran plan urbanístico demoliendo gran parte para conformar amplias avenidas alineadas con edificios neoclásicos de piedra destinados a la nueva burguesía.

Estos planes del Segundo Imperio, en muchos casos, están aún en vigor, ya que la ciudad de París impone desde entonces el llamado «alignement» (ley que define la posición de la edificación dejando un determinado ancho de la calle) sobre muchas de las nuevas construcciones, determinando también la altura de un edificio en función de la anchura de la calle, y el código de construcción de París ha visto pocos cambios desde mediados del siglo XIX para permitir mayores construcciones.

Un arte a la gloria de Dios

Los restos de la ciudad antigua (anfiteatro de Lutecia, termas y Cluny) y del París merovingio son bastante escasos. Realmente la arquitectura comenzó a adquirir importancia hasta que la ciudad decidió demostrar que había alcanzado un alto grado de prosperidad.

Arquitectura gótica

Corriente con que se embelleció París durante cuatro siglos, desde Roberto el Piadoso (970-1031), quien restauró el palacio de la Cité, hasta Juan II el Bueno. Esta corriente atravesó la Isla de Francia, triunfando en tiempos de Luis IX, más conocido como San Luis (1226-1270), nieto de Felipe Augusto, construyéndose durante su reinado algunos de los edificios más bellos, como la basílica de St-Denis y Notre Dame . Esta última surgió de la tierra como “la espiga más recia de cuantas han ascendido hacia el cielo”, en palabras de Charles Péguy.

La creación gótica más representativa del arte cristiano se construyó en un siglo, a partir de 1163, sobre una serie de antiguos templos paganos. Notre Dame fue una beneficiaria directa de la nueva ordenación espacial que abrió el románico a la luz del gótico.

Renacimiento urbano

Francisco I en 1528 abandona el palacio de Fontainebleau para establecerse en la capital en compañia de su gran corte de artistas y poetas italianos  (la decoración interior de Fontainebleau había sido obra del florentino Fiorentino Rosso y del boloñés Primaticio).

París encuentra una nueva savia en el  Renacimiento, al final de las guerras de Italia, que les da el empuje a los artistas italianos de formación humanística (doctrina cuyo fin último es el hombre y su desarrollo), y cuyos cánones estéticos hunden sus raíces en la Antigüedad clásica. Dicha corriente está basada en una ornamentación a base de arcos, columnas, nichos con estatuas, cornisas, capiteles y pilastras. Sobre las fachadas verticales de ventanas con maineles se alzan los tejados inclinados cubiertos de pizarra y repletos de inmensas chimeneas; todos ellos característicos del gótico flamígero , heredero de una rica tradición medieval que sigue siendo la clave del arte francés y está presente en los palacetes de Sens y de Cluny.

En París destacan dos arquitectos que han vivido en Italia: Pierre Lescot (1515-1578), autor del ala occidental del nuevo Louvre (1546-1548) y de la fuente de los Inocentes (1547-1549), y Philibert de l’Orme (1510-1570), que proyecta el palacio de las Tullerías (se empezó a construir en 1564 y la Comuna lo incendió en 1871).


Enrique IV, el primer “urbanista” de París.

Enrique IV después de tomar posesión de una ciudad destruida por las Guerras de Religión, comienza con una serie de obras con el fin de embellecer la ciudad de París, como el Pont Neuf que en 1606, conecta directamente por primera vez las dos orillas del río. Sus 12 arcos de medio punto están decorados con asombrosos mascarones, obra del arquitecto Baptiste Androuet du Cerceau (1555-1590), y pretendiendo darle mayor lustre al centro político de su reino a través de la construcción y reconstrucción de sus símbolos (el Louvre, las Tullerías), usando materiales mucho más nobles, como la piedra de sillería que sustituiría al adobe y la madera, lo cual crearía espacios mucho más elegantes, como la plaza Dauphine, conectada con el Pont Neuf en el extremo de la isla de la Cité y la plaza Real, actual plaza de los Vosgos, la cual se encuentra enmarcada por 36 edificios de ladrillo y piedra, representando la edad de oro del Marais.

Además, también entre todas estas obras, se crean calles mucho más anchas, pensando en las carrozas parisinas que ya se contaban por centenares, las cuales se abren camino entre bellísimos palacetes como el Hotel Carnavalet.

La mayoría de los otros parques de París son creaciones del Segundo Imperio:

Los parques de Montsouris, Buttes-Chaumont y el Parque Monceau son obra de Jean-Charles Alphand, ingeniero de Napoleón III. Otro proyecto ejecutado en este periodo, fue el Bosque de Boulogne, al oeste de París. El Bosque de Vincennes, a su lado oriental, recibió un tratamiento similar durante los años siguientes. Estos bosques ofrecen a la ciudad 2.000 hectáreas de naturaleza, a los que se suman otros espacios de reciente creación como el Parque de la Villette, el Parque de Bercy. Los parques temáticos y de atracciones como Disneyland Resort Paris y el Parc Astérix se encuentran en la periferia, bastante alejados de la ciudad.   

Durante el reinado de Luis XIV, el interés por el urbanismo que se venía dando, desparece, debido a que dicho rey le preocupaba más manifestar su poder que racionalizar las calles de sus ciudades, por lo que la única opción que les quedó a los artistas, fue inspirarse en el abecedario establecido por el rey, quedando así, es estilo Luis XIV, indefectiblemente asociado al rigor, la grandeza, la armonía y la simetria, rasgos recurrentes de un clasicismo inspirado en los modelos clásicos preferidos por el rey y que ponene de relieve el carácter aboslutista de su monarquía.

 

Te amo en frances

Te amo en francés: en esta página encontrarás una guía para aprender a decir te amo y otras lindas frases en francés.

 

 

 
Francia  ∙   Historia  ∙   Gobierno  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Cultura  ∙   Demografía  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Turismo  ∙   Ciudades  ∙   Regiones  ∙   Departamentos  ∙   Enlaces  ∙  
Enlaces de interés:
Embajadas y Consulados de Francia:
 
América del Norte América Central América del Sur   Caribe  
Canadá
México
Estados Unidos
Guatemala
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Guyana Francesa
Paraguay
Perú
Suriname
Uruguay
Venezuela
Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Curaçao

Granada
Haiti
Jamaica
Puerto Rico
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis
Trinidad y Tobago
Asia Europa     Africa Oceanía
Arabia Saudita
China
Corea del Sur
India

Irán
Israel
Japon
Singapur
Alemania
Austria

Bélgica

Bulgaria
Croacia
Dinamarca

España
Finlandia
Grecia
Holanda
Hungría
Irlanda
Italia
Noruega

Polonia

Portugal
Reino Unido
República Checa

Rumania
Rusia
Suecia

Suiza

Turquía

Ucrania
Argelia
Camerún
Egipto
Kenia

Marruecos

Niger

República de Sudafrica
Túnez
Australia
Fiji

Filipinas

Indonesia
Nueva Guinea
Nueva Zelanda


Todos los países...


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Francia - Todos los derechos reservados.