Brasil Paris, Francia - Embajada de Francia
 


Antiguo Régimen en Francia

Antiguo Régimen (en francés: Ancien régime) fue el término despectivo con que los revolucionarios franceses designaban a la forma de estado anterior a 1789 (la monarquía absoluta de Luis XVI), y que se aplicó también al resto de las monarquías europeas, cuyo régimen era similar, y que también puede aplicarse como equivalente a una época que prácticamente coincidiría con lo que se conoce como Edad Moderna.

Antiguo Régimen

Antiguo Régimen (en francés: Ancien régime) fue el término despectivo con que los revolucionarios franceses designaban a la forma de estado anterior a 1789 (la monarquía absoluta de Luis XVI), y que se aplicó también al resto de las monarquías europeas, cuyo régimen era similar, y que también puede aplicarse como equivalente a una época que prácticamente coincidiría con lo que se conoce como Edad Moderna.  El término opuesto a este fue el de Nuevo Régimen (en España, Régimen Liberal).

Antiguo Régimen es el nombre con que se conocen las diferentes formas de organización, estructura y costumbres que sobresalían en Francia antes del estallido de la Revolución Francesa. A la organización del antiguo Régimen, se le puede calificar con el denominador común de injusticias, que fueron las que precipitaron el movimiento revolucionario, al mismo tiempo que se convirtieron en causas de este movimiento colosal que transformo la estructura de la humanidad.

Existen diferentes características del Antiguo Régimen , las cuales se detallan a continuación:

I. En el Aspecto Político:

Francia estaba organizada políticamente bajo el sistema de la monarquía absoluta, y todos los poderes se concentraban en manos del rey, quien se creía con facultades divinas para gobernar y que lo hacía con arbitrariedad y despotismo, lo que era muy común en los monarcas franceses, los cuales hacia mediados del siglo XVIII habían descuidado grandemente sus labores gubernamentales y que eran encomendadas generalmente, al Primer Ministro, todo lo cual vino a anular la libertad individual, en donde los súbditos enemigos del rey eran apresados y encarcelados sin mayor proceso en el torreón de La Bastilla donde sucumbían víctimas del hambre y del mal trato a que eran sometidos por los guardias al servicio del monarca.

II. En el Aspecto Social

En Francia reinaba una profunda desigualdad social, haciéndose notar las siguientes clases sociales:

El Clero, el cual estaba compuesto por la primera clase social de la nación, por sus enormes riquezas y a su alto grado de influencias que dejaban sentir sobre el resto de la población de Francia, y que se dividía en alto y bajo clero.

El alto clero estaba compuesto por los arzobispos, obispos y clérigos de ascendencia noble que integraban la corte aduladora y vivían junto al rey.  El bajo clero, llamado también clero provincial, por llevar a cabo sus labores en las diferentes jurisdicciones de Francia y lugares apartados de París y Versalles, el cual estaba formado por los curas, párrocos y vicarios que se dedicaban al cultivo de la fe y a la propagación de dla doctrina de Cristo, quienes vivían modestamente y con sencillez.

La Nobleza, que era la clase que, en orden de privilegios y riquezas, seguía al clero y que estaba compuesta por los descendientes de los señores feudales de la Edad Media, siendo dueños de grandes extensiones de tierra, disfrutando de lujos y placeres que no pagaban algunos impuestos, y que explotaban al capesinado que trabajaba en sus campos.  En una u otra forma los nobles eran  considerados como "zánganos que se comen la miel sin haberla fabricado".

El Estado Llano, que era llamado también Tercer Estado, y que estaba compuesto por la gran masa de la población de Francia, y que no contaban con ningún derecho ni privilegios, sobrecargados de impuestos y los que sufrían en carne propia el hambre, la misera y la explotación, y que estaba compuesto por la Burguesía que se dividía en alta y baja; el Artesanado y el Campesinado

III. En el Aspecto Económico

En este aspecto el antiguo régimen francés se caracterizaba por el desigual reparto de impuestos, principalmente en los miembros del Estado Llano, el constante aumento de la deuda pública, a causa  del derroche que se hacía en las grandes fiestas en el Palacio de Versalles,  y el poco interés que mostraban las clases privilegiadas por las diferentes reformas que se intentaron llevar a cabo

Desde el punto de vista de los reaccionarios enemigos de la revolución, el término Antiguo Régimen fue reivindicado con un punto de nostalgia, siguiendo el tópico literario del «paraíso perdido» (o el manriqueño «cualquiera tiempo pasado fue mejor»). Talleyrand llegó a decir que «los que no conocieron el Antiguo Régimen nunca podrán saber lo que era la dulzura del vivir» («ceux qui n'ont pas connu l'Ancien Régime ne pourront jamais savoir ce qu'était la douceur de vivre»).

Usando el vocabulario del materialismo histórico, el Antiguo Régimen se definiría como una formación económico social, es decir, la combinación peculiar de modos de producción y relaciones sociales para un ámbito espacio-temporal más o menos amplio, que construye su adecuada superestructura política y que se justifica por su correspondiente ideología.

El Antiguo Régimen tomado como modelo se desarrolló en Francia al emerger la monarquía francesa de la dinastía Valois de su enfrentamiento con Inglaterra en la Guerra de los Cien Años, marginando a la rival casa de Borgoña y sometiendo a la mayor parte de los "estados nobiliarios" más o menos levantiscos (Normandía, Provenza...). La vuelta de la sede pontificia de Avignon a Roma tras la resolución del Cisma de Occidente supuso una disminución del control que había llegado a alcanzar la monarquía francesa sobre la Iglesia, e Italia pasará a ser el principal tablero de juego en la disputa de la hegemonía europea.

Poco a poco la monarquía absoluta se fue imponiendo, a partir de la llegada al trono de la casa de Borbón, que fue un proceso que comenzó Enrique IV, alcanzando su apogeo bajo el reinado de Luis XIV en el siglo XVII y principios del XVIII.

A pesar de la oposición periódica de la alta nobleza y de las tensiones con los parlamentos provinciales, este régimen se mantuvo hasta el reinado de Luis XVI. En este tiempo Francia poseía la población más grande de Europa y su política, su economía y su cultura influían en todo el continente. Francia también obtuvo muchas posesiones de ultramar en América, África y Asia.

 

  Francia  ∙   Historia  ∙   Gobierno  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Cultura  ∙   Demografía  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Turismo  ∙   Ciudades  ∙   Regiones  ∙   Departamentos  ∙  
Enlaces de interés:

 

Embajadas y Consulados de Francia:
 
América del Norte América Central América del Sur   Caribe  
Canadá
México
Estados Unidos
Guatemala
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Guyana Francesa
Paraguay
Perú
Suriname
Uruguay
Venezuela
Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Curaçao

Granada
Haiti
Jamaica
Puerto Rico
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis
Trinidad y Tobago
Asia Europa     Africa Oceanía
Arabia Saudita
China
Corea del Sur
India

Irán
Israel
Japon
Singapur
Alemania
Austria

Bélgica

Bulgaria
Croacia
Dinamarca

España
Finlandia
Grecia
Holanda
Hungría
Irlanda
Italia
Noruega

Polonia

Portugal
Reino Unido
República Checa

Rumania
Rusia
Suecia

Suiza

Turquía

Ucrania
Argelia
Camerún
Egipto
Kenia

Marruecos

Niger

República de Sudafrica
Túnez
Australia
Fiji

Filipinas

Indonesia
Nueva Guinea
Nueva Zelanda


Todos los países...


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Francia - Todos los derechos reservados.

Guatemala