Bandera Francia Paris, Francia - Embajada de Francia
     
Se encuentra aqui: Inicio > Historia > Edad Antigua

Edad Antigua en Francia

La Edad Antigua empieza con el descrubrimiento de la escritura, la creación de las ciudades y la configuración de poderes políticos concentrados, es decir con la progresiva complexidad de las sociedades. Por supuesto estos procesos no ocurren al mismo tiempo en todas partes.

Edad Antigua

La Edad Antigua empieza con el descrubrimiento de la escritura, la creación de las ciudades y la configuración de poderes políticos concentrados, es decir con la progresiva complejidad de las sociedades. Por supuesto estos procesos no ocurren al mismo tiempo en todas partes. La historia antigua comienza en el creciente fértil, en Mesopotamia, en la cuenca del Nilo, después en Asía menor, el actual Irán, la península indostánica, el Egeo… En lo que será mucho tiempo después Francia habrá que esperar a la llegada y colonización de fenicios, griegos y sobre todo romanos para cumplir las condiciones de la Historia. Eso no quiere decir que no hubiese historia antes. La historia la hacen los seres humanos, y de estos había muchos. Lo que sigue, no hay que olvidarlo, ya que es la historia de la humanidad, de una parte de la humanidad en una parte del planeta, que hoy es Francia, pero que de ninguna manera lo era hace 3.000 años.

Herramientas Edad del Bronce
Creación de herramientas en la edad del bronce.

Después de la sedentarización parcial y el inicio del período Neolítico, las sociedades humanas se hacen más complejas y sus conocimientos y utillaje son cada vez más complicados y las personas se mueven mucho mas de lo que podría parecer.  Los conocimientos viajan, la tecnología también. La historia antigua es un complejo conjunto de oleadas sucesivas de poblaciones que se mueven, se atacan, se mezclan…

En este período (la Edad Antigua), los galos, pueblo Celta de origen indoeuropeo,  fueron los primeros en asentarse en el lugar antes conocido con el nombre de Galia, en territorio que hoy se conoce como Francia. 

Los Galos

Aun si podemos remontarnos hasta 2 millones de años atrás para encontrar rastros de presencia humana en suelo francés, y sobre todo hacia el 35,000 a.C. (Grutas de Lascaux en el departamento de Dordoña y Carnac en el departamento de Bretaña), el origen del pueblo francés está ligado a los Celtas, que penetraron en la región occidental de Europa hacia el año 1,000 antes de nuestra era y más masivamente alrededor del 450 a.C.
 
Territorios Celtas en Europa - Galia, historia de Francia
Territorios Celtas en Europa
 
Los Celtas son un pueblo surgido de la familia de las tribus indo-europeas, entre las cuales también figuran los griegos e italianos. En esa época, el territorio de los celtas era inmenso, extendiendose desde el Océano Atlántico hasta el Mar Negro. Estos hombres comercian con los pueblos del sur, principalmente con los griegos, quienes se instalaron en los bordes del Mar Mediterráneo, y que fundaron Marsella en el 600 a.C. Los celtas tienen una práctica funeraria particular: sus muertos son quemados con sus posesiones más preciosas y sus cenizas se ponen en urnas de barro cocido que luego se entierran. Los más prestigiosos de entre ellos son enterrados en tumbas monumentales llamadas tumulus.
 
Vida en una aldea gala
Vida cotidiana en una aldea Gala
 
Los celtas que ocupan la Galia, una vasta región situada al oeste del río Rhin y que llega hasta los montes Pirineos, forman un conjunto de 90 pueblos (civitates) dirigidos por una aristrocracia que se reúne una vez al año en un Concejo en el que se examinan los litigios entre las tribus. Viven en pueblos compuestos por cabañas circulares o rectangulares. Para protegerse de sus atacantes, constuyen oppidums, vastos campos fortificados situados sobre las colinas y donde pueden refugiarse en caso de ataque. Su maestría del hierro y el bronce les permite producir herramientas y espadas de excelente calidad, así como diseñar joyas remarcables muy buscadas por las mujeres. Son obreros hábiles, construyen carruajes de 2 o 4 ruedas y embarcaciones con las que surcan las costas. Se le acredita a los galos la invención de los toneles de madera, más ligeros y manipulables que las ánforas de barro cocido. También les debemos la invención del jabón, que obtienen al mezclar grasa con soda.
 
Guerreros galos, historia de Francia
Guerreros Galos
 
Estos galos, guiados por sus predicadores (druidas), rinden culto a la Tierra, madre fecunda de todos los seres y las cosas. Sus divinidades son lagos, ríos, algunos árboles del bosque y algunas rocas. Es posible que hayan practicado el sacrificio humano. Estos hombres rudos que a veces van a la guerra desnudos aman comer y beber, carne de jabalí, cerveza y vino, y su agricultura bien desarrollada les provee de toda clase de cereales. El jefe es temido y respetado, el padre tiene el poder de decidir sobre la vida y la muerte de todos los miembros de su familia. También son guerreros emprendedores: en el 390 a.C., guiados por su jefe Brennos, los galos llegan a Roma y la ponen bajo sitio, pillando la ciudad antes de retirarse al recibir una fuerte suma. Sin embargo, a partir del 3er siglo a.C., los romanos se organizan y resisten a la expansión de los celtas.

La Conquista romana

Los romanos consolidan poco a poco su potencia en la peninsula italiana y en el Mediterráneo, apoyados por una brillante civilización que se inspira de la Grecia de Alejandro Magno. La conquista de la Galia se realiza en 2 épocas, primero del 124 al 121 a.C., con la toma de Marsella y de Aix-en-Provence, que lleva a la colonización de una vasta región que va de los Alpes a los Pirineos (la Narbonnaise). La Galia del sur entra entonces en un período de revolución urbana con la construcción de múltiples monumentos inspirados por Roma. La segunda época inicia en el 58 a.C., bajo la dirección de Julio César, quien utiliza el pretexto de controlar las invasiones bárbaras que amenazan desde el este del río Rhin para invadir la Galia con sus legiones romanas. La conquista total se logrará en algunos años. Las batallas cuestan caro a los pueblos de la Galia, que en lugar de unirse permanecen divididos por sus rivalidades internas: sufren más de un millón de muertos y cientos de miles de hombres son deportados como esclavos. En su escrito "La Guerra de las Galias", César cuenta esta larga campaña, y el prestigio que logra a raíz de su conquista le permite convertirse en Cónsul.
 
Vercingetorix Julio Cesar - Historia de Francia
Vercingetorix, a caballo, depone las armas en señal de rendición ante el emperador Julio César, tras el sitio de varios meses sobre la ciudad de Alésia en el año 53 de nuestra era.
 
La ocupación romana es violenta y mortífera, particularmente en Bélgica. Un jefe galo de la tribu de los Arvernas, Vercingétorix (el gran rey de los héroes), intenta entonces luchar contra la ocupación romana mobilizando los ejércitos galos. Se encienden fuegos en las colinas del norte del país para llamar a la resistencia. Las galos practican la táctica de "tierra quemada", y luego de una victoria inicial en Gergovia (Auvergne), César y Vercingétorix se enfrentan en Alésia, cerca de Dijon, en el 52 a.C. César rodea la ciudad sometiendo a sus defensores al hambre y al cabo de varios meses Vercingétorix debe finalmente reconocer su derrota frente a la fuerza y organización de sus enemigos. El jefe galo depone sus armas a los pies de César y será llevado a Roma como trofeo, donde posteriormente el Senado exije su ejecución en contra de la voluntad de Julio César. La última batalla de Alésia marca el fin de la Galia antigua y el inicio de la Galia romana. Esta derrota representa también una primera etapa en la construcción de la unidad de la Galia, hasta entonces profundamente dividida en tribus y clanes.

La Galia romana

La ocupación de la Galia por los romanos dura 300 años. Es la famosa pax romana, que durará hasta las primeras invasiones de los pueblos bárbaros del este. Además de la Narbonnaise en el sur, puesta bajo control directo de Roma desde hacía más de un siglo, el país se divide en 3 regiones administrativas: Bélgica, Céltica y Aquitania. Luego de su fundación el el 43 a.C., la ciudad de Lyon se convierte en la capital de las "Tres Galias" bajo el reinado de Augusto. En el año 12 de nuestra era, se inaugura un altar a la gloria de Augusto en Condate, cerca de las riberas de los ríos Saône y Rodano, frente a la ciudad de Lyon. Es aquí donde los galos se reunen anualmente en asamblea, como lo hacían antes, para discutir los asuntos del país.
 
Mapa de las tres Galias, historia de Francia
Las 3 galias: Bélgica, Céltica y Aquitania. Al sur este la provincia romanizada durante la primera conquista (La Narbonnaise)
 
En el transcurso del largo período de la pax romana, se instala una relativa prosperidad, el comercio con los países del sur favoriza a los galos, que exportan trigo, vino y carnes, objetos de cerámica y textiles. Los antiguos guerreros rudos y belicosos se transforman profundamente y aprenden a construir carreteras, puentes, acueductos, que alimentan de agua ciudades que equipan con arenas de juegos, y termas para la relajación, tal como Roma.
 
Arles, siglo II de nuestra era
Arles, ciudad Galo Romana en el sur de Francia, en el Siglo II de nuestra era
 
Arles, Francia - Presente
La ciudad de Arles, hoy en día. Aqui se encuentra el coliseo romano mejor preservado del mundo, y la ciudad alberga muchas otras ruinas romanas, como el teatro que se muestra en la fotografía a pocos pasos del coliseo.
 
La sociedad civil se organiza igualmente, los galos se integran poco a poco a las administraciones, participan en los gobiernos locales y algunos representantes de las Tres Galias son incluso admitidos en el Senado de Roma, en el año 48, bajo el reinado de Claudio. También, una burguesía urbana se forma en las grandes ciudades, entre las cuales se encuentra Lutecia (Paris). En la campiña, aparecen grandes terratenientes que desarrollan una actividad agrícola intensa y originan el señorío feudal.
 
Acueducto romano en Francia
Acueducto romano. Los Galo-romanos aprenden las técnicas romanas para construir magnificas maravillas de ingeniería que salpican toda Francia como este acueducto, algunos de los cuales aún funcionan 2,000 años después.
 
Los habitantes de la Galia se han convertido en galo-romanos, los más cultos de entre ellos hablan la lengua de Roma (latin), sueñan con el panteón de los dioses greco-romanos, aún si ciertos ritos y creencias celticas persisten. Desde el primer siglo de nuestra era, el cristianismo penetra en la Galia y es en el 177 que tienen lugar las primeras persecuciones de cristianos en Lyon, entre los cuales figura la jóven martir Blandine, hechada a los leones en las arenas.

Las invasiones

Atraidos por la prosperidad del país y ayudados por la infiltración de elementos extranjeros en los ejércitos galo-romanos, los invasores germánicos venidos del este de Europa pentran en la Galia. En el 253 los Alamanes y los Francos desbordan el limes, una frontera fortificada sobre el río Rhin, y en el 275 la Galia es completamente invadida por los bárbaros (llamados así por los romanos porque no hablan ni griego ni latin) que pillan todo a su paso. El caos dura cerca de 2 siglos, a pesar de una tentativa del emperador Constantin en el 355 de reforzar la frontera del Rhin para impedir nuevas invasiones.
 
Invasiones barbaricas a Galia e imperio romano
Invasiones barbáricas al Imperio Romano de occidente, consecuencia de la llegada de los Hunos (mongoles) a Europa.
 
En el 406, una población gigantesca, compuesta de hombres, mujeres, niños, carruajes y ganado, cruza el Rhin para refugiarse en la Galia y huir de los ejércitos de los Hunos, venidos desde la lejana Mongolia. Este vasto pueblo de diversos origenes se instala en diferentes regiones de la Galia: los Wisigodos en el sur-oeste, alrededor de Toulouse, los Alanes en Aquitania, los Burgundios en el valle del Ródano, los Francos en la ribera izquierda del Rhin y en Bélgica, los Alamanes en Alsacia.
 
Francos arriban a Galia
Llegada de los Francos a la Galia. Los Francos conquistarían y unificarían el país que posteriormente se conocería como Francia.
 
Estos invasores trastornan la unidad galo-romana, porque traen consigo sus culturas, tradiciones y su organización política. Una coalición de estos pueblos se forma, sin embargo, en el 451 para empujar a Attila, el jefe de los Hunos, quien amenaza con dominar Europa Central y hace temblar al Imperio Romano de Oriente. Attila es vencido por los galos y la coalición cerca de Troyes. Destruye las ciudades de Metz y Reims y luego se presenta delante de Lutecia (Paris) pero ignora la ciudad persuadido de que ahí no encontrará riquezas. Attila es nuevamente vencido cerca de Orléans, lo que lo fuerza a huir y refugiarse cerca del Danubio, al este de Europa.
 
Batalla de Troyes - Atila vencido en Francia
Batalla de Troyes entre los Hunos y fuerzas Galo-Romanas. Atila es vencido y obligado a huir a Europa oriental.
 
Estas vastas migraciones del norte hacia el sur y del este al oeste se sucedieron desde el sigo III al siglo V de nuestra era y cambiaron profundamente la demografía, cultura y economía galo-romanas. También pusieron fin al Imperio Romano de Occidente; la Galia es ahora controlada por reyes bárbaros y entra en una nueva era: la Edad Media.
 

Te amo en frances

Te amo en francés: en esta página encontrarás una guía para aprender a decir te amo y otras lindas frases en francés.

 

 

 
Francia  ∙   Historia  ∙   Gobierno  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Cultura  ∙   Demografía  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Turismo  ∙   Ciudades  ∙   Regiones  ∙   Departamentos  ∙   Enlaces  ∙  
Enlaces de interés:
Embajadas y Consulados de Francia:
 
América del Norte América Central América del Sur   Caribe  
Canadá
México
Estados Unidos
Guatemala
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Guyana Francesa
Paraguay
Perú
Suriname
Uruguay
Venezuela
Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Curaçao

Granada
Haiti
Jamaica
Puerto Rico
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis
Trinidad y Tobago
Asia Europa     Africa Oceanía
Arabia Saudita
China
Corea del Sur
India

Irán
Israel
Japon
Singapur
Alemania
Austria

Bélgica

Bulgaria
Croacia
Dinamarca

España
Finlandia
Grecia
Holanda
Hungría
Irlanda
Italia
Noruega

Polonia

Portugal
Reino Unido
República Checa

Rumania
Rusia
Suecia

Suiza

Turquía

Ucrania
Argelia
Camerún
Egipto
Kenia

Marruecos

Niger

República de Sudafrica
Túnez
Australia
Fiji

Filipinas

Indonesia
Nueva Guinea
Nueva Zelanda


Todos los países...


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Francia - Todos los derechos reservados.