Bandera Francia Paris, Francia - Embajada de Francia
     
Se encuentra aqui: Inicio > Historia > Edad Contemporánea > Segundo Imperio francés

Segundo Imperio Francés

El Segundo Imperio Francés, es el tiempo que se refiere a una etapa histórica de Francia, comprendida fundamentalmente entre 1852 y 1870. Este imperio fue proclamado por Carlos Luis Napoleón Bonaparte, presidente de Francia en ese entonces, el 2 de diciembre de 1852...

Segundo Imperio francés

El Segundo Imperio Francés, es el tiempo que se refiere a una etapa histórica de Francia, comprendida fundamentalmente entre 1852 y 1870.  Este imperio fue proclamado por Carlos Luis Napoleón Bonaparte, presidente de Framcoa en ese entonces, el 2 de diciembre de 1852, aunque un año antes exactamente, ya había disuelto la Asamblea Nacional convirtiéndose en dictador, dejando de existir el Imperio, cuando el emperador Napoleón III fue capturado en la batalla de Sedán, el 1 de diciembre de 1870, siendo proclamada la Tercera República Francesa en París el 3 de diciembre.

Los orígenes del Segundo Imperio se dieron cuando Carlos Luis Napoleón Bonaparte, hijo de Luis Bonaparte y, por tanto sobrino de Napoleón I, se hace presente a las primeras elecciones mediante sufragio univeral masculino que celebraba Francia en 1848, obteniendo una abrumadora victoria, con lo que se convirtió en el primer presidente de la Segund República Francesa, gracias al apoyo de la población católica campesina.

Su gobierno duró tres años y durante dicho tiempo llevó a cabo leyes como:

La libertad de enseñanza, lo que no es de la satisfacción de los católicos extremistas, ya que dicha ley le confiere a la Universidad estatal el monopolio de otorgar títulos .

La ley electoral, que no violaba el sufragio universal, pero perjudicaba a los obreros, ya que para votar en un municipio se tenía que haber residido en él durante tres años.

La ley de prensa que imponía límites a la libertad de expresión.

Pero el problema real sucede cuando finaliza su mandato, porque como ya no puede ser reelegido, el 2 de diciembre de 1851 da un golpe de Estado reclamado por la población francesa para instituir el II Imperio Francés, encontrando muy poca resistencia entre los diputados, ya que el único foco de resistencia lo encontró en París y sus alrededores.

La creación y el desarrollo de un nuevo imperio se aprobó a través de un plebiscito, dándose a partir de ésto, una gran represión sobre los grupos opositores.   Pero al igual que el I Imperio, este fue contestado por buena parte de la opinión pública, y para tenerlo vivo se tuvo que mantener una autoridad más fuerte, por lo que rápidamente Napoleón III convirtió su gobierno en un régimen autoritario que consiguió basarse en el apoyo del ejército, que había perdido buena parte de sus ideas liberales y quería títulos, compensaciones, etc.  La burguesía también le apoyaba, ya que le daba más valor al nuevo orden social establecido, así como la prosperidad económica de la coyuntura internacional.  El tercer apoyo lo obtuvo de la Iglesia, debido a que se vió favorecida con el apoyo dado al presupuesto del clero y las escuelas religiosas.

El poder legislativo se reparte en tres cámaras:

1.  Un Consejo de Estado, designado por el emperador y encargado de elaborar los proyectos de ley;

2.  Un Senado, guardián de la Constitución imperial y compuesto por senadores vitalicios también nombrados por Napoleón;

3.  Un Congreso, elegido por sufragio universal masculino pero sin iniciativa legal. Bajo una apariencia de participación popular, se mantenía un régimen conservador al gusto de la alta burguesía. La estabilidad política fue acompañada de una economía que propició el desenvolvimiento de todos los sectores productivos y el incremento de los apoyos sociales al régimen.

Además, durante el II Imperio se da un fuerte desarrollo de los medio de transportes, así como una bonanza económica, incrementándose la red bancaria y firmando un tratado librecambista con Inglaterra en 1860, el cual formenta el comercio internacional.   Asímismo, Francia vivió una gran expansión industrial, se completó su red ferroviaria y se embelleció París, en parte por razones de prestigio y en parte por razones de estrategia, haciendo desaparecer las estrechas callejuelas que se podrían bloquear con barricadas y abriendo amplias avenidas donde, en caso de necesidad, podría maniobrar el ejercito con la artillería y caballería.

En todo caso fue la contracción de Paris actual, reflejaba el prestigio de gran potencia nuevamente adquirido por Francia. El desarrollo de los barcos y de la industria hizo aumentar el comercio exterior y la exportación de capitales, con el consiguiente aumento de las clases medias.

En los primeros años del Imperio, Francia se vio envuelta en la Guerra de Crimea, más por razones de prestigio internacional que por motivos materiales o estratégicos, como era el caso de Inglaterra; a pesar de la desafortunada dirección de la campaña y del elevadísimo número de víctimas, la victoria final y la celebración del Congreso de Paz en París, le sirvieron a Napoleón III, para reforzar su prestigio personal dentro y fuera de Francia.

La segunda época del Imperio tuvo un carácter progresivamente más liberal, la cual comenzó en 1859 con la concesión de una amnistía que permitió el regreso de numerosos exiliados, además de facilitar que la asamblea votase los presupuestos generales del Estado. Una mayor tolerancia con la prensa permitió la aparición de periódicos republicanos y orleanistas.

Dichas medidas no sirvieron para aumentar la popularidad del emperador, y en las últimas elecciones, en 1869, con el triunfo de la oposición se convenció de la necesidad de crear un imperio liberal inspirado en la monarquía constitucional británica.

La política exterior en Europa tampoco ayudó mucho a la consolidación del Segundo Imperio. Con su contradictoria presencia en Italia se ganó sucesivamente la enemistad de Austria e Italia, sin conseguir ninguna ventaja con ello, y así, cuando, debido a un grave error diplomático, estalló la guerra con Prusia, Francia se halló aislada frente a su poderoso enemigo. Al caer Napoleón III prisionero en Sedán, el Segundo Imperio dejó de existir, y se proclamé la Tercera República sin derramar una sola gota de sangre en defensa de la emperatriz o las instituciones imperiales.

El triunfo liberal se explica por la progresiva pérdida de popularidad de Napoleón, a causa de su desastrosa política exterior.  Y sin duda, el mayor fracaso en este terreno fue el quimérico intento de constituir un Imperio liberal en México, gobernado por Maximiliano de Habsburgo, bajo la protección de un ejército expedicionario, que termine con la ejecución de Maximiliano por los revolucionarios mexicanos al retirarse las tropas francesas.

 

Te amo en frances

Te amo en francés: en esta página encontrarás una guía para aprender a decir te amo y otras lindas frases en francés.

 

 

 
Francia  ∙   Historia  ∙   Gobierno  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Cultura  ∙   Demografía  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Turismo  ∙   Ciudades  ∙   Regiones  ∙   Departamentos  ∙   Enlaces  ∙  
Enlaces de interés:
Embajadas y Consulados de Francia:
 
América del Norte América Central América del Sur   Caribe  
Canadá
México
Estados Unidos
Guatemala
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Guyana Francesa
Paraguay
Perú
Suriname
Uruguay
Venezuela
Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Curaçao

Granada
Haiti
Jamaica
Puerto Rico
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis
Trinidad y Tobago
Asia Europa     Africa Oceanía
Arabia Saudita
China
Corea del Sur
India

Irán
Israel
Japon
Singapur
Alemania
Austria

Bélgica

Bulgaria
Croacia
Dinamarca

España
Finlandia
Grecia
Holanda
Hungría
Irlanda
Italia
Noruega

Polonia

Portugal
Reino Unido
República Checa

Rumania
Rusia
Suecia

Suiza

Turquía

Ucrania
Argelia
Camerún
Egipto
Kenia

Marruecos

Niger

República de Sudafrica
Túnez
Australia
Fiji

Filipinas

Indonesia
Nueva Guinea
Nueva Zelanda


Todos los países...


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Francia - Todos los derechos reservados.