Bandera Francia Paris, Francia - Embajada de Francia
     
Se encuentra aqui: Inicio > Historia > Galia prerromana e Imperio

Galia prerromana e Imperio en Francia

Galia, nombre latino que se le dió a una región de Europa Occidental, que actualmente está ocupada por Francia, Bélgica, el oeste de Suiza y Zonas de Holanda y Alemania al oeste del Rin, asímismo, las islas británicas, o sea el País de Gales, Irlanda e Inglaterra actuales...

Galia prerromana e Imperio

Galia, nombre latino que se le dió a una región de Europa Occidental, que actualmente está ocupada por Francia, Bélgica, el oeste de Suiza y Zonas de Holanda y Alemania al oeste del Rin, asímismo, las islas británicas, o sea el País de Gales, Irlanda e Inglaterra actuales, las cuales se encontraban pobladas por tribus celtas o galos, como habitualmente se les denomina a los habitantes celtas de esa región en tiempos antiguos. 

Dicho nombre, galo, fue empleado por los romanos principalmente, quienes muy raramente llamaban celtas a este conjunto de diversas tribus.  Dicho gentilicio se conservó a través de los tiempos solamente en la extensión de tierras que hoy componen el país de Francia y aún hoy sigue llamándose galos a los franceses, y de hecho Gallia es el nombre griego moderno de Francia.

Los galos llegaron a habitar toda Europa en tiempos romanos, hablando lenguas celtas que habían divergido en dos grupos:
 

  • Los Galos de la actual Francia
  • Los Galos que se habían establecido en las llanuras del norte de Italia, en la provincia que los romanos conocían como Galia Cisalpina, que significa "Galos a este lado de los Alpes", hasta el Véneto e Istria.


Otros galos habían emigrado cruzando los Pirineos hasta Iberia, dando lugar además a los celtíberos al mezclarse con el sustrato ibero indígena.

Una descripción generalizada, hizo Julio César,  sobre tres de los pueblos que habitaban la Galia Trasalpina, contando que dicha región se encontraba dividida en tres partes, estando cada una habitada por el pueblo de los belgas, el de los aquitanos y el de los galos, o celtas, pero aunque solo describe estos tres,  se sabe que la Galia estaba habitada por muchos más pueblos diferentes. Pero hay que tener en cuenta que en esta descripción está la voluntad de César de marcar límites, típica a todo romano, que no tenía ningún tipo de asidero científico para catalogar diferencias entre uno u otro pueblo.

Según Julio César los celtas propiamente dichos, habitaban la parte central, cuyos habitantes eran altos, de piel clara, bastante sociables y tenían por costumbre luchar en grandes grupos.

Los galos habitaban todas las tierras que eran conocidas por los romanos como las Galias, cuyo nombre estaba en plural porque Roma distinguía más de una, en base a su situación geográfica, motivo por el cual distinguían entre Galia Cisalpina (al norte de Italia, antes de pasar los Alpes) y Galia Trasalpina (al otro lado de los Alpes, desde el norte de Italia); aparte de los muchos territorios que aún estaban sin conquistar hasta la época de Julio César (Galia Comata o Cabelluda).

Galia Cisalpina

Llamada también por algunos autores Galia Itálica, que también se le conoce igualmente como Galia Citerior o togata, estando conformada por todas las tierras del norte de los ríos Arnus (Arno) y Rubico (o Rubicón), así como el río Po que transcurre por este territorio de Este a Oeste trazando una línea divisoria geográfica natural, la cual era muy importante en aquella época, por existir una gran diferencia entre los habitantes de una orilla y de la otra.

La Galia Cisalpina en general casi no participaba de los asuntos romanos, y tampoco gozaba de las ventajas de los aliados itálicos, ya que ni siquiera reclutaban a sus habitantes para la infantería romana.

Galia Transalpina

Llamada también por algunos Galia Ulterior, habiendo sido la provincia romana que se encontraba al otro lado de los Alpes, la cual consistía en una franja costera desde Liguria a los Pirineos, y a lo largo de la misma habían dos avanzadas que se internaban, una hacia Tolosa en Aquitania, y otra por el valle del Ródano hasta la factoría o ciudad comercial llamada Lugduno, actual Lyon.  La Galia Transalpina fue conquistada en su mayor parte por Cneo Domicio Ahenobarbo, antes del año 120 a.C., con la que se aseguró el paso de los ejércitos romanos hacia Hispania.

Galia Comata

Era la más extensa de todas, ya que comprendía las actuales Francia y Bélgica, junto con parte de Holanda al sur del río Rin, y a la que se le llamaba también Galia Melenuda (que en latín significa "melena, cabellera"), debido a que sus habitantes se dejaban el pelo muy largo.   Su territorio era llano, con grandes bosques y muchos recursos agrícolas, la mayoría sin explotar. Estaba regado por los ríos Liger (Loira), Sequana (Sena), Mosa, Mosella (Mosela), Scaldis (Escalda), Samara (Somme), Matroma (Marne), Duranius (Dordoña), Oltis (Lot) y Garumna (Garona).

Antes de la conquista de Julio César todas estas tierras eran prácticamente desconocidas. Sus habitantes eran celtas (galos) en su mayoría. Estos galos conocían la existencia de Roma y su poder y evitaban cualquier contacto con ella. Eran agricultores y ganaderos y vivían en ciudades o aldeas que los romanos llamaban oppida. Guardaban, cuidaban y defendían celosamente los tesoros tribales así como los campos de trigo y su rey.

La mayoría de estos habitantes eran altos, fornidos, rubios o pelirrojos y con ojos azules o grises. Para los romanos eran pueblos bárbaros, es decir, pueblos con costumbres totalmente diferentes a las suyas, pero consideraban que tenían una civilización avanzada y un gran comercio establecido.

Las fronteras de la Francia moderna (1810) son aproximadamente iguales que las de la Antigua Galia, que fue habitada por los grupos celtas conocidos como galos, quienes fueron los habitantes de la región y casi toda Europa central desde la prehistoria. Galia fue conquistada por Roma y su líder Julio César (que venció al jefe galo Vercingétorix ) en el siglo I a. C., y los galos adoptaron el idioma romano (el latín, del que evolucionó el francés junto a la presencia de dialectos celtas como el bretón). El cristianismo enraizó en los siglos II y III, y se estableció firmemente durante los siglos V y VI.   En aquella época Jerónimo de Estridón (San Jerónimo) escribió que Galia era la única región “libre de herejía”. 

 

Te amo en frances

Te amo en francés: en esta página encontrarás una guía para aprender a decir te amo y otras lindas frases en francés.

 

 

 
Francia  ∙   Historia  ∙   Gobierno  ∙   Geografía  ∙   Economía  ∙   Cultura  ∙   Demografía  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Turismo  ∙   Ciudades  ∙   Regiones  ∙   Departamentos  ∙   Enlaces  ∙  
Enlaces de interés:
Embajadas y Consulados de Francia:
 
América del Norte América Central América del Sur   Caribe  
Canadá
México
Estados Unidos
Guatemala
El Salvador
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Argentina
Bolivia
Brasil
Chile
Colombia
Ecuador
Guyana Francesa
Paraguay
Perú
Suriname
Uruguay
Venezuela
Antigua y Barbuda
Aruba
Bahamas
Barbados
Cuba
Curaçao

Granada
Haiti
Jamaica
Puerto Rico
República Dominicana
San Vicente Granadinas
Santa Lucia
Saint Kitts y Nevis
Trinidad y Tobago
Asia Europa     Africa Oceanía
Arabia Saudita
China
Corea del Sur
India

Irán
Israel
Japon
Singapur
Alemania
Austria

Bélgica

Bulgaria
Croacia
Dinamarca

España
Finlandia
Grecia
Holanda
Hungría
Irlanda
Italia
Noruega

Polonia

Portugal
Reino Unido
República Checa

Rumania
Rusia
Suecia

Suiza

Turquía

Ucrania
Argelia
Camerún
Egipto
Kenia

Marruecos

Niger

República de Sudafrica
Túnez
Australia
Fiji

Filipinas

Indonesia
Nueva Guinea
Nueva Zelanda


Todos los países...


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Francia - Todos los derechos reservados.